Mostrando entradas con la etiqueta Winona Ryder. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Winona Ryder. Mostrar todas las entradas

FRANKENWEENIE [CINE]

Cuando uno tiene la oportunidad de incluir en una obra propia referencias a sus influencias infantiles es sinónimo que trabaja en lo que le gusta. Escribir una historia e incluir personajes, nombres o hacer claros homenajes a tus mitos es todo un disfrute. Si para un don nadie como yo es ya un motivo de satisfacción salpicar este blog con unas frases acerca de mis directores o películas preferidas, imaginaos lo que debe ser para un tipo tan singular como Tim Burton. Que él disponga de la posibilidad de realizar una película donde pueda reunir de un plumazo a todos sus mitos infantiles, sus héroes (o no tanto), sus películas que le marcaron y un sentido homenaje a actores que perviven en su memoria, es simplemente para aplaudir. Si encima resulta que nos hace una película de animación en la que mezcla sus temas favoritos (macabros siempre...claro) y Disney está por medio, sólo nos queda elegir un buen sillón, apagar el móvil e intentar creer que tenemos 10 años de nuevo. Aunque con Tim Burton, eso es fácil.

BITELCHUS [CINE]

El género de cine fantástico, en su rama más comercial, fue siempre campo de abono para el Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg. Sin embargo, una inquieta mente con un peinado aún más inquietante llamó a la puerta de la meca del cine con energía. Era un tipo desgarbado y taciturno, empleado en Disney Studios, muy imaginativo e innovador. Sus primeros trabajos fueron cortos de animación (con el uso de stop-motion) algunos de ellos muy reseñables ('Frankenweenie' que luego convirtió en largometraje). Su incursión en el cine fue con la extraña comedia 'La gran aventura de Pee Wee' (1985). Bajo perfil para ponerse tras la cámara con un guión ajeno, en un gran estudio como la Warner e intentar imponer su visión. Fue el primer escalón de una maravillosa carrera. Se llamaba Tim Burton.