Mostrando entradas con la etiqueta Kurt Russell. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Kurt Russell. Mostrar todas las entradas

MAREA NEGRA [CINE]

Bajo la eterna frase de "basado en hechos reales" todo espectador debe aceptar a pies juntillas lo que vemos en pantalla como si fuera la única verdad cuando sencillamente muchas veces solo asistimos a la particular visión del guionista y/o director del proyecto. En esta ocasión, y sin que sea sorprendente, Peter Berg ha optado por dirigir un film que a priori parece nos vaya a deparar una suculenta batería de escenas de acción, épica a raudales y explosión de tetosterona...pero nada más lejos de la realidad.

El film se limita en su primera (y excesivamente larga e insulsa) parte para...






THE HATEFUL EIGHT [CINE]

Todo aquel que espere reencontrarse con el Tarantino de 'Reservoir dogs', 'Kill Bill', 'Pulp Fiction' o tan siquiera con 'Jackie Brown' o 'Malditos bastardos' puede ir cogiendo una silla y sentarse pacientemente a esperar a que el genio de Tennesse pase por ahí. Lejos de su habitual estilo canalla, revisionario o paralelo al homenaje continuado de los géneros, en 'The Hateful Eight' (traducida en España por el simplón y e innecesario 'Los Odiosos Ocho') Tarantino ha tirado por un tono intimista, crepuscular, moderado (en el sentido académico a la hora de rodar) y bastante contenido en sus más de dos horas de metraje. Sin que todo esto sea...









GOLPE EN LA PEQUEÑA CHINA: 30 AÑOS DE UN CLÁSICO SERIE-B [CINE]

Con motivo del reciente interés en el remake de esta fábula ochentera por parte de Dwayne Johnson para protagonizar y producir él mismo el papel de Jack Burton, viene bien esta review de lo que supuso 'Golpe en la pequeña China' en 1986. ¿Es una comedia? ¿Es una película de aventuras? ¿De artes marciales? ¿Fue una broma...? Es todo eso y mucho más, pero sobre todo uno de los títulos más emblemáticos de John Carpenter, su artífice y mente pensante. Aunque no es ni de lejos su mejor obra, tanto en lo formal como en lo técnico, ni tan siquiera se puede elevar a su podium de obras magnas como 'La noche de Halloween', 'La Cosa' o '1997: rescate en New York', pero este batiburrillo de referencias, clichés, homenajes encubiertos y sobre todo cúmulo de despropósitos que fue el rodaje de 'Golpe en la pequeña China' merece estar entre los títulos de culto de los añorados años ochenta. Un divertimento mal aceptado en su tiempo, peor catalogado y muy maltratado en la taquilla que recuperó su efecto entre el público nada más salir al mercado del vídeo. Como a otras obras del maestro Carpenter, el mercado doméstico del VHS fue lo que resucitó entre otras cosas a esta locura que fue el estreno de una película que marcaría el final como director de estudio del creador de Michael Myers. Una odisea, como muchos de sus rodajes, que comenzó antes de que la cámara se pusiera en marcha. Carpenter llevaba...

DEATH PROOF [CINE]





La filmografía de Tarantino siempre ha estado teñida de enormes referencias al cine que más le gusta y apasiona: el cine de los 70's. En su andar cinematográfico ha encontrado hermanos de videoclub que también profesaban los mismos placeres en ese tipo de cine. Los más claros seguidores son los opuestos Robert Rodriguez ('El mariachi', 1992) y Eli Roth ('Hostel', 2005). Con el primero ha sido con el que más ha conectado el cerebro de Quentin a la hora de crear proyectos, relaciones e historias. Era lógico que algún día convirtieran su pasión setentera en una película. Pues no, hicieron dos. Bajo el amparo de 'Grindhouse', una especie de sesión doble muy popular durante los 70's y 80's, ambos directores filmaron sus visiones personales del cine serie Z (la serie B se les quedaba corta). Por un lado, Rodriguez plasmó la descabellada aunque cachonda 'Planet terror' (2007) mientras que nuestro querido bastardo Quentin se decidió por el género de las persecuciones de coches.



JOHN CARPENTER: BUENO, BONITO Y BARATO [ESPECIALES]

Con 66 castañas ya cumplidas en 2014, John Carpenter está entre nuestros directores fetiches por una serie de características que le hacen único. Con unos inicios donde su estilo ya se intuía, marcó una forma de hacer cine en los años 80's que  ha dejado una impronta en muchos otros realizadores. No tiene nada previsto como director en un futuro cercano y es una lástima que un creador como él, hecho a sí mismo y siempre con la bandera de cineasta independiente, no tenga el respaldo para una nueva película. Sus fascinaciones por el cine de Howard Hawks o John Ford le labraron una carrera que estuvo llena de constantes homenajes y guiños cinéfilos en sus trabajos. Tras una serie de cortos previos en la Universidad, donde labró amistad con otros realizadores como Nick Castle o Tommy Lee Wallace, Carpenter dio su pequeño salto mortal al largometraje con 'Dark Star' (1974). Su último proyecto como director fue 'Encerrada' (2010) que aún conservaba sus inclinaciones por lo fantástico y el cine nada convencional. Su creación siempre se ha diferenciado por eso, bajos presupuestos, guiones con mayor o menor fortuna pero siempre de su gusto, nunca proyectos que fueran encargos de los estudios y siempre fiel a su manera de entender el cine: entretener. Algunas de sus obras han podido quedar obsoletas con los años, pero tiene un buen puñado de títulos que son referencia inequívoca del buen hacer de un artesano que va por libre, que ama al cine por encima de todas las cosas y sobre todo que se ha divertido (y nos ha divertido) al hacerlo. Director, compositor de sus bandas sonoras, guionista y productor. Va por usted señor Carpenter. Que pronto volvamos a disfrutar de su cine...