Mostrando entradas con la etiqueta Harrison Ford. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Harrison Ford. Mostrar todas las entradas

STAR WARS THE FORCE AWAKENS [CINE]

Han pasado meses, un tiempo prudencial para tener la cabeza fría y el corazón tranquilo para poder hablar del fenómeno global que ha supuesto 'El despertar de la Fuerza' entre todos los cinéfilos, amantes de Star Wars, neófitos o simplemente seguidores de esta fascinante saga galáctica. Mucho se ha dicho, leído, discutido, analizado y debatido. La sangre en algunos casos y foros ha llegado a las calles virtuales de las redes sociales. Creemos, aunque nadie nos lo haya pedido pero el cuerpo nos lo pide, que nos toca a nosotros, humildes cinéfagos, poner nuestro granito de arena o grano en el culo (según se mire cuando acabéis de leer este post) sobre el film de marras que tanto amor (odio) ha suscitado entre los warsies y los espectadores en general.

J.J. Abrams tenía en sus manos el mayor regalo que el cine de los últimos 40 años podía entregar a un director visionario, audaz y capaz de levantar sagas muertas ('Star Trek', 'Misión Imposible') y creador de fenómenos audiovisuales como 'Perdidos' o 'Alias'. De Abrams siempre se ha dicho que...




EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA: 35 AÑOS DE UN HÉROE DE PELÍCULA [CINE]

Cuando se cumplen 35 años de su estreno, viene bien hacer memoria de uno de los hitos del cine: 'En busca del Arca Perdida'. Hay ciertos momentos en la historia del cine, fechas e instantes cruciales que marcan un antes y un después en su magia, en su modo de hacernos entender el cine como espectáculo de evasión. Motor de fantasía y fábrica de sueños se aúnan muy pocas veces de manera tan rotunda. En los últimos 40 años dos nombres han ido ligados a esta definición como sello inigualable de una manera de crear cine que mezclaba los elementos clásicos del cine más académico con la esencia misma del asombro, la imaginación y el más difícil todavía: Steven Spielberg y George Lucas.

No se puede entender el cine actual sin estos dos monstruos (con sus baches y manías) que a base de devorar cine de los años 40, 50 y 60 nos devolvieron las ganas de divertirnos, la ilusión de un niño y la desbordante fuerza de la imaginación hecha imágenes. Son la conjunción perfecta en el cine espectáculo, sin obviar una buena historia de fondo (primordial para que esa magia funcione) y...





LA GUERRA DE LAS GALAXIAS [CINE]

25 de mayo de 1977... el día en el que el cine cambió para siempre. Una fecha para recordar, pues todo lo que hasta entonces se entendía como arte y entretenimiento pasó a un nivel superior. La explosión que supuso en todos los ámbitos el estreno de 'La guerra de las galaxias' convulsionaría la manera de hacer cine, de disfrutar del cine y de entender el cine. El arte, junto al ocio, rebasaba la barrera de otros fenómenos que esta película comenzó a crear. Los fans, el marketing, las sagas... 'Star Wars' generó (y sigue generando) un sinfín de múltiples estratos sociales, culturales e incalculables valores económicos que no parecen tener límites. Tras todo este universo cinematográfico, un nombre: George Lucas. Un prometedor cineasta que puso los cimientos del mayor espectáculo visual y cinéfilo de los últimos cuarenta años. El mito más innovador, aclamado y seguido por legiones de admiradores. Un símbolo de varias generaciones, pues la magia de 'Star Wars' amplía cada lustro a cientos de miles de nuevos seguidores. Una manera de entender el cine, de sentir la vida y un cautivador ejemplo de cómo captar la magia de los sueños y transformarlos en la realidad más apabullante rodada en 70mm. Niños y niñas, bienvenidos al origen de todo. Al origen del más espectacular viaje rodado de todos los tiempos. Se apagan las luces...un verde rótulo anuncia: "Lucasfilm Ltd"... y unas enigmáticas palabras que se grabarán en vuestra memoria por siempre: "Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana..."          

BLADE RUNNER 2: ¿ESTÁ HARRISON FORD PARA ESTOS TROTES? [NOTICIAS]

Tras una década muy anodina en cuanto a estrenos y proyectos, el mítico Han Solo, el inigualable Indiana Jones o el eterno Rick Deckard, es decir, Harrison Ford, se ha propuesto como meta antes de cumplir los 70 años recuperar todo el tiempo que ha perdido en muchos años. No dudamos de su carisma, que siempre ha tenido y ha prevalecido antes que sus dotes interpretivas (la cámara le adoraba), y tampoco dudamos de su amplia cuenta corriente. Ahora bien, a Ford parece que el tiempo se le ha echado encima y está aceptando proyectos de los que hace años renegaba. La noticia viene a colación de la inesperada confirmación por parte de la productora de los derechos de 'Blade Runner 2', Alcon Entertainment, de haber ofrecido una oferta (muy jugosa) a Harrison Ford por volver a enfundarse la gabardina del caza replicantes más famoso del cine: Rick Deckard. Ahora bien...

EL IMPERIO CONTRAATACA [CINE]

El cine y su modo de entender como espectáculo de evasión había cambiado en 1977. La persona responsable de tal cambio fue George Lucas. Con una película, su tercera como director, lo que se entiende como entretenimiento de masas lo aglutino en dos horas de pura evasión cinematográfica. Tal prodigio de imaginación se llamó 'La guerra de las galaxias'. El cine desde entonces no sería lo mismo. Había nacido el fenómeno Blockbuster, la película del verano o como otros llaman a este movimiento, el fenómeno fans. El mérito de Lucas radicó en intentar poner su visión en un proyecto en el que creía a ciegas y gracias al apoyo del productor del estudio, Alan Ladd jr, el mundo descubrió una palabra: merchandising. La obtención de beneficios derivados de la imagen o conceptos de una película nunca se había dado en la historia del cine. Lucas fue la comidilla y objeto de burlas cuando consiguió reducir su sueldo como guionista y director a cambio del control total de los beneficios futuros que consiguiera con la película. Tras el estreno, nadie volvió a reírse. Miles de millones de dólares desde entonces han ido ingresando en la cuenta bancaria de Lucas.

INDIANA JONES Y LA ÚLTIMA CRUZADA [CINE]

Cuando me propuse revisar esta trilogía para su comentario en estas líneas, sabía de antemano que me iba a divertir. Pero además de diversión, recuperé el encanto perdido que me causó la última entrega, 'El reino de la calavera de cristal' (2008). Siempre he dicho desde que vi ésta, que las películas originales de Indiana Jones son tres. Que la última es una especie de reunión de amigos que tenían ganas de echarse unas risas a costa de un mito. Nunca perdonaré a Steven, o Harrison y mucho menos a Lucas que se permitieran jugar con los sentimientos más sinceros de un cinéfilo como el que suscribe. Vaya por delante mi pesar a las personas que piensan en la existencia de una tetralogía de Indy. Es falso, sólo existe una trilogía. Éste es su capítulo final. Lo demás son divagaciones de mentes enfermas que necesitaban inflar sus cuentas corrientes.

INDIANA JONES Y EL TEMPLO MALDITO [CINE]

Decir tres palabras: años 80 aventura. Con sólo unir esas tres consignas nos viene a la mente un personaje. Es evidente, no puede ser otro que Indiana Jones. Lo siento por aquellos que pensabais que iba a decir el pato Howard ('Howard, un nuevo héroe' 1986). El revisar las fabulosas aventuras de este icono de la década más ingenua, viene a colación del escalofrío que recorre mi ser desde que se hizo oficial el anuncio por parte de Disney de la adquisición de los derechos sobre la saga del intrépido arqueólogo creado por George Lucas. No es escepticismo lo que me abruma, que va. Es el pánico más apabullante que se pueda imaginar en un cinéfilo. Disney tiene pensado dominar el planeta, eso es seguro. Pero debemos ser fuertes, tener la conciencia tranquila en cuanto a los regalos que nos dieron esos tres cracks en los ochenta. Harrison, Lucas y Spielberg configuraron una trilogía que jamás ningún ratón bienintencionado nos podrá arrebatar. Dicho esto, mientras me enjuago las lágrimas, sigamos en pos de la aventura.


BLADE RUNNER [Cine]

Hoy en día, las palabras cyberpunk, clon, ingeniería genética, replicante o globalización nos suenan actuales e incluso alguna de ellas hasta pasada de moda. Somos hijos de la tecnología, vivimos rodeados de artilugios que nos facilitan la vida. Redes sociales que nos comunican de forma global con cualquier parte del mundo, estamos conectados a todos desde nuestro aislamiento personal, la gran paradoja. Palabras como twitter, wikileaks, community manager, wifi, Ipod, tablet, SmartTV...ya pertenecen a nuestro ADN, nos hacen partícipes de que el futuro no lo imaginamos, ya está aquí. Somos afortunados en parte al creer que toda esta tecnología nos protege, nos resguarda y vela por nosotros.