Mostrando entradas con la etiqueta 2012. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 2012. Mostrar todas las entradas

FRANKENWEENIE [CINE]

Cuando uno tiene la oportunidad de incluir en una obra propia referencias a sus influencias infantiles es sinónimo que trabaja en lo que le gusta. Escribir una historia e incluir personajes, nombres o hacer claros homenajes a tus mitos es todo un disfrute. Si para un don nadie como yo es ya un motivo de satisfacción salpicar este blog con unas frases acerca de mis directores o películas preferidas, imaginaos lo que debe ser para un tipo tan singular como Tim Burton. Que él disponga de la posibilidad de realizar una película donde pueda reunir de un plumazo a todos sus mitos infantiles, sus héroes (o no tanto), sus películas que le marcaron y un sentido homenaje a actores que perviven en su memoria, es simplemente para aplaudir. Si encima resulta que nos hace una película de animación en la que mezcla sus temas favoritos (macabros siempre...claro) y Disney está por medio, sólo nos queda elegir un buen sillón, apagar el móvil e intentar creer que tenemos 10 años de nuevo. Aunque con Tim Burton, eso es fácil.

HOUSE M.D. LA SERIE COMPLETA [SERIES]

Ácido, sarcástico, visceral, arrogante, ególatra, inteligente, mordaz, directo, excéntrico, antisocial, heterodoxo, rudo, descreído, inconformista, prepotente, misántropo, racional, cínico, controlador, maquiavélico. ¿Hablamos de Mourinho? Para nada, de alguien que está por encima del bien y del mal. Inclasificable, genial y auténtico. Todo lo contrario al entrenador portugués. Uno de los personajes más populares, carismáticos y mejor trazados en la TV de los últimos años. El doctor Gregory House (Hugh Laurie), House para los amigos. Una fenomenal figura creada por David Shore ('Ley y orden') que bajo el amparo de un médico especialista en nefrología e infectología, dirige el departamento de diferencial de diagnósticos del Hospital Universitario de Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey. Durante 8 años en emisión hemos asistidos a los casos más complejos y extraños a los que se ha enfrentado el Doctor House y su equipo. Años en los que hemos visto como su personaje evolucionaba (en ocasiones) hacia una humanidad de la que huye. Una soberbia serie que nos ha mantenido durante ocho temporadas al lado de la total sinceridad que produce oír hablar y trabajar al singular House. Por que como bien dice él: "Todo el mundo miente".