KNOCK KNOCK [CINE]

Eli Roth ('Green Inferno', 'Hostel') ha bajado el tono de su discurso con este remake de 'Death Game' (1977) que deja la misma indiferencia en su visionado como ya hiciera la original. El tema de la pedofilia, como trama subyacente pero mal desarrollada y aún menos clara en su conjunto, es el eje narrador para una a priori intrigante propuesta en sus primeros 30 minutos que se vuelve una amalgama de escenas y situaciones que poco o nada aportan al espectador salvo el tedio de finalizar un film que no sugiere ni propone nada nuevo al género del thriller. Si la muy interesante, tanto por su valentía como desarrollo, 'Hard Candy' era una ...
















...bofetada muy bien dada por su historia y contenido, 'Knock Knock' no tiene ni la consistencia ni el trasfondo que genere al público un interés por ella. Con una alargada (sin sentido) trama que difumina el previo thriller que inicia el film, el guión adolece a medida que pasan los minutos por la falta de razones, motivaciones y propuestas que los personajes a grandes rasgos dejan vislumbrar.



Sin litros de sangre con los que llenar la pantalla, Eli Roth no ha sabido plantear a "su" historia de la fuerza y tensión que podría tener. Y no ha querido dotar a sus personajes con algo más que decenas de frases con insultos y supuestas escenas de alto contenido sexual. Sin ser explícito en sus imágenes, con situaciones cuando menos ridículas y añadiendo el hecho de que prolonga sin ningún rubor una situación cuando menos imposible, por lo casual e impuesto desde un guión que no sigue sus propias reglas establecidas en un principio, la trama se pervierte hasta quedar en una desdibujada broma de mal gusto que no deja ni un poso de inquietud en el visionado.


Un desacertado Keanu Reeves poco o nada puede hacer este carrusel arbitrario y carente de novedad que propone Eli Roth. Las aportaciones de las dos actrices ( Lorenza Izzo, Ana de Armas ) como las sádicas y vengativas (o eso sugieren en sus diálogos) víctimas de abusos, se trastocan cuando la película llega a su mitad del metraje, y pasan de ser unos personajes que podían estar a medio camino de figuras como los asesinos de 'Funny games' o las intrigantes de 'Las diabólicas' a ser unas meras caricaturas que deambulan por los caprichos de un guión escrito a seis manos (Roth, Nicolás Lopez y Guillermo Acevedo) pero que carece del ímpetu necesario para subir un par de peldaños y ser más atrevido en continuar con el único debate que plantea el film: ¿somos realmente humanos al mostrar nuestro lado más animal?


La pedofilia, la violencia, la fidelidad, la imagen social de nosotros mismos, la familia, el riesgo de las redes sociales, nuestra balanza de la moral...demasiados cabos sueltos que trata de mostrar el film pero que no se aferra a ninguno de ellos. Un desfile de despropósitos que deja claro que Roth no sabe moverse en medios tiempos, que su cámara no está preparada aún para contar historias de peso, que lejos del gore, la sangre y el sadismo no sabe tratar una historia, no cuida a sus personajes y mucho menos conjunta una trama. Un innecesario remake de un film que ya de por si no daba mucho juego. 

VALORACIÓN: 3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.