Z NATION : MÁS ZOMBIES, SANGRE Y HUMOR [SERIES]

Mucho estaba tardando la industria televisiva en realizar una nueva rama en este árbol tan grandioso como es el universo zombie (si es que se puede utilizar ese término). Por un lado es normal la tardanza en crear un nuevo producto como 'Z Nation' haya esperado casi cuatro años en ver la luz. La alargada sombra que proyecta la productora AMC con su 'The Walking Dead' es un duro hueso que roer. Y más si tenemos en cuenta este nuevo resurgir del fenómeno zombie que se ha masificado en todos los géneros estos últimos años. Ejemplos como 'Guerra mundial Z', 'Memorias de un zombie adolescente' o la futura 'Orgullo, prejuicio y zombies' son sólo unas muestras en el revival que el género devorador de cerebros está sintiendo. La oferta televisiva parecía estar bien cubierta con la adaptación de los comics de Robert Kirkmam, pero desde hace un par de temporadas han comenzado a brotar voces (y no de ultratumba) en contra de la exasperante y a menudo plomiza trama que se ha ido desarrollando en el universo 'The walking dead'. El público...


...clama algo más. O algo menos. Diversión, entretenimiento y quizás un poco menos de filosofía de biblioteca. La obra de Kirkmam ha ido por unos derroteros que el comic no toca de esa manera y el público (no todo pero sí una parte importante) ha mostrado su disconformidad. Falta de acción, en su mayor parte, es un factor que el género zombie no puede dejar a un lado. Correr, huir y matar o ser devorado. Sin más. Una proclama que las películas de zombies, novelas o cualquier plataforma que tenga como protagonistas directos o indirectos a los devoradores de carne ha de tener como primer pilar.

La calidad que se le presupone y muestra en casi todos sus episodios 'The walking dead' ha ido perdiendo fuerza en beneficio de largas tramas dramáticas con enormes dosis de moralina, excepto el episodio 5x01. Es lícito y existe un enorme público que adora este tipo de tensión. Pero buena parte de los defraudados por esta inclinación verán recompensados sus anhelos en la simplona, directa y sin complejos 'Z Nation'.


Vaya por delante que no es una gran serie, ni tan siquiera una buena serie. Entonces ¿por qué seguirla?. Tal vez por masoquismo. Por ser la hermana bastarda de 'TWD', por su impagable ración de escenas de acción, donde revientan, explotan, queman y destrozan zombies con la alegría de un Hobbit al desayunar por segunda vez. Defender esta serie es tarea difícil. No lo vamos a hacer. Pero sí dar ese pequeño aliento a aquellos que busquen una evasión sin problemas, sin ataduras y que sólo deseen diversión (cutre...pero diversión) en apenas cuarenta minutos por episodio. Es indiferente ver el capítulo que quieras, no hay mucha trama argumental. Huir, escapar junto a un tipo que tiene en su sangre la vacuna contra los zombies. El resto...desmadre sin tapujos. 


Canalla y con muchos guiños a su predecesora, se divierte mostrando que aunque la calidad de serie-B que rezuma resulta por momentos bochornosa, no deja de regalarnos momentos de auténtica sonrisa cómplice. Puro arcade, sin miramientos. Ver un episodio de 'Z Nation' es como recordar aquellos videojuegos sin apenas dos líneas de trama que nos hacían coger la ametralladora o el hacha y desmenuzar zombies sin vacilar. No busquemos grandes efectos especiales, ni enormes y complejas escenas de acción. No, los chicos de 'SyFy', productora de este engendro, no quieren un Globo de Oro. Buscan divertirnos desde la sencillez.


George A. Romero o John Carpenter (en muchos personajes) pueden sentirse orgullosos de ser inspiradores de estos inquietos zombies. Inquietos en ocasiones, pues en unos episodios corren como en 'Amanecer de los muertos' de Zack Snyder y en otros vagabundean junto a los vivos en una eterna procesión. Cada capítulo re-inventan normas sobre los zombies...pero ¿Acaso hay un manual de instrucciones para saber cómo actúan los zombies? ¿Alguien ya ha vivido el apocalipsis zombie y lo ha escrito?

No va a ser recordada, no va a tener legión de seguidores y lo más seguro es que no renueve ni por una segunda temporada (lástima). Pero sí te asegura tres cuartos de hora de risas, humor negro y vergüenza ajena. Que visto lo visto hoy en día no viene nada mal.

VALORACIÓN: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.