MALÉFICA [CINE]

Algo en Disney está cambiando y para bien. Las últimas producciones de sus grandes clásicos animados están sufriendo una serie de versiones en imagen real que poco a poco van convenciendo a los escépticos y puristas. Los amantes de los cuentos inmortales que disfrutamos durante décadas con 'Blancanieves', 'Cenicienta' o 'Alicia' hemos tenido la oportunidad de ver con mayor o menor fortuna como se re-formulaban esos cuentos en versiones como 'Blancanieves y la leyenda del cazador', 'Mirror, mirror' o 'Alicia in Wonderland'. Ahora bien, Disney lleva unos 5 años acaparando el mundo audiovisual y las franquicias de entretenimiento con paso firme ('Star Wars', 'Marvel'...) y era hora de que fueran ellos mismos quienes dieran el siguiente paso en una nueva fase en los estudios del mítico ratón Mickey. ¿Qué mejor manera de re-visualizar sus clásicos que dándoles nueva vida y porqué no una nueva historia? 'Maléfica' es el ejemplo perfecto del camino a seguir por la compañía Disney en este proceso de actualización de los cuentos animados que la encumbraron. Una visión de uno de sus mayores villanos jamás filmados en dibujos animados cobra vida ante nuestros ojos con...





...la exuberante mirada de Angelina Jolie. Una actriz que tiene mucho más que dar que un bello cuerpo y unas facciones extraordinariamente bien construidas. Si bien es cierto que el equipo de maquillaje y vestuario hacen maravillas en su cuerpo, la materia prima que posee Jolie confiere a Maléfica la realidad hecha carne. Tras ver su interpretación nunca más pensaremos en esa malvada (o no ) hada que supuestamente hizo la vida imposible a la pequeña Aurora (Elle Fanning), la Bella Durmiente.Y veremos dos versiones muy originales de Stephan (Sharlto Copley, que cada vez hace mejor de villano) y del príncipe Phillip.


Lo mejor del film es sin duda su guión, al menos la parte correspondiente a la narrativa de la historia. Nos devuelve a unos lugares y nombres ya conocidos pero los dota de una nueva vida al aumentar y girar la información que disponíamos. La juventud de Maléfica se nos antoja el verdadero trauma, el eje por el que discurrirá toda la película en busca del verdadero amor (con sorprendente desenlace en este aspecto). Un paseo por el alma de una malvada que nos fue impuesta por el cuento de Perrault, que se hizo leyenda en el film 'La Bella durmiente' de Disney y que ahora cobra una nueva dimensión que engrandece y vigoriza una historia que aunque creamos conocerla nos sorprende a cada tramo de la película.


Mucho mérito es de Linda Woolverton, la guionista, conocedora del uso de la magia y la épica en la escritura. Suyas son 'La bella y la bestia' (1991), 'El rey león' (1994), 'Alicia in Wonderland' (2010) o 'Mulan' (1998). Aquí ha dado un salto mortal sin red y ha salido airosa al proponernos una Maléfica con motivaciones, sentimientos, remordimientos y principal protagonista. Ha tenido el valor de hacernos olvidar lo que creíamos cierto para mostrar a una villana que se sitúa más cerca de los anti-héroes cinéfilos a los que tanto amamos que a los malvados sempiternos que nos presenta el cine. En un par de años nos presentará la continuación de la floja 'Alicia in Wonderland' titulada 'A través del espejo' (2016).


Robert Stromberg, el director, debuta con una magnífica cinta llena de efecto especiales, cuyo dominio y utilización conoce a la perfección pues ha dedicado toda su vida a ellos, consiguiendo dos Oscars ('Avatar' y 'Alicia in Wonderland'). Nos deja ver el mundo de Maléfica sin interferencias, sin juicios de valor, dotando a Jolie-Maléfica del rol protagonista que siempre debió tener. Tras unos cuantos guiños a la audiencia infantil (esas criaturas más cercanas al guiñol que al cuento de terror que por momentos llega a ser este film) el director se sobrepone para dar el resto en el tramo final donde aparecen todos los personajes del cuento pero con variantes que hacen del visionado de 'Maléfica' una nueva experiencia muy lejos de lo que en un principio el público tiene en mente.


Nos sacude en la butaca trastocando los mitos, cambiando las reglas y alejándose del bien pensante carácter de Disney para colarnos unas cuantas gotas de mala leche muy necesarias en este universo edulcorado. Bien por ellos. Más Disney de este tipo es el que necesita el público. Que sorprenda, que nos vuelva a hacer imaginar. De Jolie, poco hay que decir, se ha dicho todo. Nació para ser Maléfica, en el buen sentido. Con ayuda de un fantástico maquillaje y vestuario, con unos poderosos ojos y con el atractivo de siempre pero seductora como nunca, nos deja embelesados con su papel.

Una muy recomendable puesta en escena y un buen motivo para ir con los niños (y sin ellos) a disfrutar de un ejemplar espectáculo que nos redime de intentos anteriores que no cuajaron como debieron. 'Maléfica' es y debe ser, el punto de inflexión en Disney para futuros proyectos. El camino a seguir. Veremos sin Kenneth Branagh logra lo mismo con su 'Cinderella' dentro de un año.

VALORACIÓN: 8/10


1 comentario:

  1. A mi me decepcionó. Nos prometen una película oscura y a una maléfica mala malísima para acabar viendo un film infantil y dotar de humanismo a la protagonista ¿mala por amor? Que original... Sin duda lo mejor es Angelina Jolie, diva.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.