JOHN CARPENTER: BUENO, BONITO Y BARATO [ESPECIALES]

Con 66 castañas ya cumplidas en 2014, John Carpenter está entre nuestros directores fetiches por una serie de características que le hacen único. Con unos inicios donde su estilo ya se intuía, marcó una forma de hacer cine en los años 80's que  ha dejado una impronta en muchos otros realizadores. No tiene nada previsto como director en un futuro cercano y es una lástima que un creador como él, hecho a sí mismo y siempre con la bandera de cineasta independiente, no tenga el respaldo para una nueva película. Sus fascinaciones por el cine de Howard Hawks o John Ford le labraron una carrera que estuvo llena de constantes homenajes y guiños cinéfilos en sus trabajos. Tras una serie de cortos previos en la Universidad, donde labró amistad con otros realizadores como Nick Castle o Tommy Lee Wallace, Carpenter dio su pequeño salto mortal al largometraje con 'Dark Star' (1974). Su último proyecto como director fue 'Encerrada' (2010) que aún conservaba sus inclinaciones por lo fantástico y el cine nada convencional. Su creación siempre se ha diferenciado por eso, bajos presupuestos, guiones con mayor o menor fortuna pero siempre de su gusto, nunca proyectos que fueran encargos de los estudios y siempre fiel a su manera de entender el cine: entretener. Algunas de sus obras han podido quedar obsoletas con los años, pero tiene un buen puñado de títulos que son referencia inequívoca del buen hacer de un artesano que va por libre, que ama al cine por encima de todas las cosas y sobre todo que se ha divertido (y nos ha divertido) al hacerlo. Director, compositor de sus bandas sonoras, guionista y productor. Va por usted señor Carpenter. Que pronto volvamos a disfrutar de su cine...




INICIOS:
  • 'DARK STAR' (1974): Debut en el cine, una cinta futurista con toques de comedia negra que le dio la posibilidad de trabajar con el que luego sería el totem de los guionistas, Dan O'Bannon ('Alien'). George Lucas tuvo muchas ocurrencias para su 'Star Wars' gracias a este film de muy, muy bajo presupuesto pero gran dosis de imaginación. 6/10

  • 'ASALTO A LA COMISARÍA DEL DISTRITO 13' (1976): Fiel a sus referentes cinéfilos, Carpenter se marcó un nada disimulado remake de 'Rio Bravo' de Howard Hawks, no sería la primera vez que lo hiciera. Llamó mucho la atención de críticos por su mensaje subliminal y la manera de crear una tensión continua con altas dosis de precariedades. Tuvo un remake con Ethan Hawke y Lawrence Fishburne para olvidar. 7/10

  • 'LA NOCHE DE HALLOWEEN' (1978): Su gran éxito. Su cima en el Olimpo del cine. La creación más descarnada del mal. Todo un boom en aquellos incipientes años de los psycokillers. Una banda sonora que se puede codear con 'Psicosis' o 'El exorcista'. Un thriller en toda regla que fundaría sin saberlo el sub-género de 'queen-screamer' (reinas del grito). Las vírgenes no volverían a ser las mismas y los psicópatas tampoco. Michael Myers le debe todo. 8/10

  • 'ELVIS' (1979): Su relación con la TV se ha prolongado a lo largo de los años. Su amor por el cine y la música tuvieron nexo en este biopic, muy desconocido, que daría la posibilidad de trabajar juntos por primera vez a Carpenter y a un joven que deseaba quitarse la imagen de niño bueno de Disney, Kurt Russell. 7/10

SU DÉCADA DORADA:
  • 'LA NIEBLA' (1980): Basada en un relato de E. A. Poe, y no en el de Stephen King como muchos creen, Carpenter se subió a la moda de las adaptaciones de terror con este tremendo, por divertido, proyecto en el que repetía con Jamie Lee Curtis ('La noche de Halloween') y hacía compartir escenas a ésta con su madre en la vida real, Janer Leigh ('Psicosis'). 6/10

  • 'ESCAPE FROM NEW YORK' (1981): El futuro distópico siempre ha sido una constante en su cine. El poder de los gobiernos autoritarios, la libertad del individuo y los anti-héroes. Todo se daba la mano en esta magnífica película de aventuras con un Kurt Russell que se marcaba un icono más en la filmografía de Carpenter, el mercenario 'Serpiente' Plissken. Con guión del propio Carpenter y de Nick Castle, nos sumergía en un Nueva York convertido en cárcel donde actores como Donald Pleasence, Lee Van Cleft o Ernest Borgnine campeaban a sus anchas. 7/10

  • 'LA COSA' (1982): Otro remake de un film de H. Hawks. Esta vez, a su género favorito, el fantástico. Se podría decir que su film más ambicioso en cuanto a producción. Técnica y visualmente arrolladora. Dejaba la banda sonora a un maestro, Ennio Morricone. Los F/X de Rob Bottin ('Robocop') causaron furor. Imprescindible en cualquier lista de las mejores películas de terror-fantástico que se precien. Y un final digno de los maestros de los 'cliffhangers'. 8/10

  • 'CHRISTINE' (1983): Stephen King estaba de moda. Carpenter no iba a dejar pasar la oportunidad y eligió uno de sus relatos de terror que más afinidades tenían con él. Un coche de los 50's, música de la mítica década y un poderoso mensaje de posesión del individuo. Freak a más no poder tenía todos los defectos del nuevo cine de los 80's. Pudo haber sido más canalla en su resolución pero el montaje final le fue arrebatado. 5/10

  • 'STARMAN' (1984): Y los extraterrestres volvían a él. O él volvía a ellos, nunca sabremos quién buscaba a quién con más ímpetu. Lo cierto es que fue su trabajo más "suave" y amable de la década. Concebida para el lucimiento de Jeff Bridges y Karen Allen. Tuvo tanta repercusión que hasta se hizo una serie de TV. 5/10

  • 'GOLPE EN LA PEQUEÑA CHINA' (1986): Russell se volvía a aliar con John para esta delirante aventura en las calles de la Litle China de San Francisco. Ritmo trepidante desde el primer minuto, escenas surrealistas y llenas de humor desvergonzado. Una genuina muestra del carácter más lúdico de una década sin pretensiones pero con ganas de divertirse. Recomendable en una sesión doble junto a 'Los Goonies'. 6/10

  • 'EL PRÍNCIPE DE LAS TINIEBLAS' (1987): Carpenter escribió el guión de esta fallida producción en pos de conseguir su versión definitiva del tema del Maligno. Su esencia verde de Satanás no convenció a nadie. Sus fieles seguidores nos quedamos con un palmo de narices ante una pobre idea que no daba para mucho. Sustos tópicos y el engranaje algo oxidado. 5/10

  • 'ESTÁN VIVOS' (1988): Quizás su film más gamberro y políticamente incorrecto. Poner como protagonista a un famoso luchador de Wrestling (Roddy Pipper) ya era una declaración de intenciones. Una especie de 'Invasión de los ultracuerpos' (1978) pero en versión Carpenter menos 2.0, es decir, situaciones cachondas para lucir maquillaje de marcianos en lugares variopintos. Lo de tener que usar las gafas de sol para leer los mensajes secretos en la publicidad a modo de dominación mental o descubrir el rostro de los invasores era de lo más divertido. 6/10

AGONIZANDO CON ESTILO:
  • 'MEMORIAS DE UN HOMBRE INVISIBLE' (1992): Chevy Chase había exprimido los 80's a base de comedias tontas pero que llenaron sus bolsillos. Intentó, desesperadamente, cambiar su registro y reciclarse como actor. No lo consiguió, es más, este film hubiera sido mejor sin la participación de un actor como él. La película se amolda al estilo del actor y daña la concepción de lo que hubiera sido este guiño a la genuina película de James Whale ('El hombre invisible'). Ni siquiera la intervención de William Goldman ('La princesa prometida') logra salvar del naufragio este film. 4/10

  • 'EN LA BOCA DEL MIEDO' (1994): Sin duda la última gran película de John Carpenter como director. Retomó su gusto por el tema fantástico más duro y salvaje con esta historia de escritores y pesadillas tan reales como sus libros. Un viaje a la locura que debió tener más suerte en taquilla y nos dejó al Carpenter más interesante. Obligada revisión. 7/10

  • 'EL PUEBLO DE LOS MALDITOS' (1995): Aunque estrenada en cines como el remake de la británica de 1960, estaba más cerca de considerarse un telefilme que otra cosa. Su pausado y lento desarrollo, la mala elección de actores y una historia ya vista y sin novedades hizo que esta vez Carpenter se cayera con todo el equipo. 4/10

  • '2013: RESCATE EN LOS ÁNGELES' (1996): Sin otro quehacer más imaginativo, el director se volvió a reunir con su actor fetiche, Kurt Russell, para devolvernos a su mercenario por excelencia. Ahora nos trasladamos a Los Ángeles. Se ha perdido toda la canallesca y mala baba de la primera parte. Lo único destacable es descubrir los cameos de actores a lo largo del film. El remake de la primera parte está en marcha, pero Carpenter nada tiene que ver. 5/10

  • 'VAMPIROS' (1998): Un tema que no había tocado aún y al menos tuvo su aquel. Con cierto gusto por mostrar una nueva forma de cazar vampiros, tuvimos el placer de ver a James Woods en plan salvaje (algo que siempre se agradece). Con un final peor resuelto que premeditado se deja ver con ese aire ochentero que respira. Tuvo una secuela que es mejor olvidar. 6/10

  • 'FANTASMAS DE MARTE' (2001): Aquí John mezcló de todo un poco. Posesiones al estilo 'El príncipe de las tinieblas', personajes duros atrapados sin salida, 'Asalto a la comisaría del distrito 13' y un poco de western espacial. Resultado, una película que se divide en tres partes pero que no llega a quedar en nada. Una lastimosa manera de comenzar el siglo. 4/10

  • 'ENCERRADA' (2010): Psiquiátricos en los años 60's, técnicas experimentales y fantasmas. Una mezcla que veríamos más tarde en la segunda temporada de 'American story horror' pero que esta vez tenía un poco del sello del maestro del suspense (de bajo presupuesto se entiende). Un final de filmografía que dista mucho con lo que ha marcado siempre el cine de Carpenter. Se deja ver pero saber que su realizador es el mismo que hizo 'La cosa' o 'La noche de Halloween' hace que te brote una lágrima de nostalgia por un tiempo que nunca volverá. 6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.