EL RESPLANDOR [CINE]

Miedo del gordo. Con letras grandes es lo que Stanley Kubrick plasmó en la pantalla cuando dirigió esta película. Morbo, angustia, perturbación y mucho desenfreno en las numerosas escenas que se suceden. Nicholson se convirtió en el icono del psicópata por antonomasia, con perdón de Anthony Hopkins y su Dr.Lecter, por sus gestos, idas de olla, arrebatos y depresiones...














Atención: contiene SPOILERS

Puro terror, miedo y desasosiego transmiten cada una de las secuencias. Por ejemplo, ir viendo como poco a poco el personaje de Nicholson (Jack Torrance) se degrada según intenta escribir un libro (pues es escritor en horas bajas) y como la página en blanco de su maquina de escribir se va convirtiendo en su propia mente, hacen que como espectador sientas cada minuto con un suspense muy elevado de la media, ya que Kubrick no había realizado ninguna película de terror anteriormente, pero tampoco le hacia falta.



La película gira alrededor del hijo de Nicholson y Duvall, que tiene un don especial para ver imágenes del pasado, terribles crímenes se presentan ante el niño, sobre todo cuando está a solas. La aparición de cuerpos sin vida de los crímenes que se cometieron en el hotel que sus padres custodian durante el invierno son las secuencias mas terroríficas y junto a la escena en la que Nicholson entra en la habitación 237 y tiene un encuentro, digamos algo mas que húmedo, con una mujer en la bañera, hacen de “El resplandor” una truculenta película, de esas que uno ve con un cojín delante de la cara. Las gemelas que se aparecen al niño en los pasillos mientras el corretea con un triciclo son de lo mas morbosas, pues entremezcla primeros planos de las niñas mirando al pequeño con fotogramas intercalados en los que se ven los cadáveres de las niñas destrozados. Mención aparte la secuencia final de la persecución por el laberinto de setos del hotel totalmente nevado, con un Jack Nicholson fuera de sí tratando de asesinar a su familia.


Era un genio en cualquier genero, y con la dificultad añadida del material de donde provenía el guión, una novela del sobre valorado Stephen King, rey del bestseller en los 80. El propio King repudio la película, aunque claro, la miel no esta hecha para los burros. La critica machaco a Kubrick en su estreno, diciendo que era indigna de su filmografía y poco mas se salvo de sus protagonistas, sobre todo Shelley Duvall, que como madre maltratada deja mucho que desear, no convence. Aquí en España, el doblaje tampoco ayudo mucho a tomar en serio la película.


La leyenda urbana que circula alrededor de esta película es ni mas ni menos que su director, el alocado Kubrick, dejó claves y pistas en las imágenes para hacernos llegar el mensaje a los espectadores, y ahora es cuando deben agarrarse a sus cómodos sofás o camas, de que el hombre no había llegado a la Luna. ¿Cómo? Fácil, según se dice las imágenes que vimos del alunizaje fueron rodadas por Kubrick en un estudio y el mismo director nos dejó en algunas secuencias información sobre ello. Algunas son por ejemplo: el numero de la habitación maldita del hotel, la 237, que multiplicado es la distancia a la Luna (237 mil km); el jersey que luce el niño con un dibujo de un cohete y la inscripción “Apolo XI” en el mismo; el televisor que emite una película, “Verano del 42” para ser más exactos y año en el que se creó el plan para viajar a la Luna, pero además es que dicho televisor no está conectado a ningún enchufe dando a entender que lo que vemos no es real; y por ultimo las alfombras que decoraban los pasillos del hotel, con unos extraños dibujos que recuerdan perfectamente a las vistas de unas plataformas de lanzamiento desde arriba.


Te desafío a que encuentres alguna pista mas sobre esta leyenda urbana, te aseguro que la encontraras. Para mas información, consigue el documental “Room 237” que te desvelara mas secretos. Pero si nos olvidamos de estos detalles, la cinta es agobiante, los primeros planos del niño cuando tiene sus visiones son sobrecogedoras. La escena mas memorable, sin duda alguna, es cuando el personaje de Nicholson quiere matar a su mujer e hijo atravesando la puerta del baño con un hacha, forma parte de la historia del cine. Hay que verla de noche, solo y sin ningún cojín delante. Disfrutarás del miedo.



FRASES MITICAS:

  • “Jack esta aquiiiiiiii” (el personaje de Nicholson asomando la cabeza por la puerta del baño con un hacha en la mano)
  • “No me has dejado acabar la frase, dije: No voy a hacerte daño, sólo voy a aplastarte los sesos, aplastaré tus jodidos sesos. No voy a hacerte daño.” (Nicholson a Shelley Duvall mientras baja la escalera para quitarle un bate de béisbol).


Stanley Kubrick llevaba un par de décadas revolucionando el mundo del cine con títulos como 'ATRACO PERFECTO', 'SENDEROS DE GLORIA', 'ESPARTACO', 'TELÉFONO ROJO','LOLITA', '2001' O 'LA NARANJA MECÁNICA', pocas películas en demasiado lapso de tiempo, pero la obsesión por el perfeccionismo y lograr hasta el más mínimo detalle hacían de Kubrick alguien especial. Demasiado especial. Huraño, reservado y metódico fueron los adjetivos para que el cine "permitiera" el exceso barroco que significó 'BARRY LINDON', película anterior a 'EL RESPLANDOR'. El fracaso comercial de 'BARRY LINDON', que no artístico, sumió a Kubrick en la duda de sí aceptar llevar a la pantalla o no el libro de Stephen King, muy de moda por aquellos años. El resultado fue un rodaje tenso y agotador. El propio King se desentendió del proyecto y llegó incluso a menospreciar la película tras su estreno. Kubrick no volvió a dirigir hasta 1987 con la excelente 'LA CHAQUETA METÁLICA', su penúltima película.


Decir Jack Nicholson en Hollywood era mencionar al diablo. En aquel entonces y hoy en día. Al actor siempre le ha rodeado un aura de rebeldía, soberbia y mucho salvajismo desde sus comienzos. Quizás haber compartido "experiencias" con Dennis Hopper y Peter Fonda en 'EASY RIDER' tiene algo que ver. Pero sobre todo, Nicholson es uno de los actores más valorados por su capacidad de transmisión al espectador, por sus facciones, su voz o su interpretación. O todo unido. Es un monstruo de la pantalla y eso es indiscutible. Además venía de realizar dos grandes títulos en los 70, 'CHINATOWN' y 'ALGUIEN VOLÓ SOBRE EL NIDO DEL CUCO', ésta última le valió el Oscar al Mejor Actor.


Ni que decir que lo mejor de 'EL RESPLANDOR' es la interpretación de Nicholson como el perturbado escritor Jack Torrance. Vemos la caída a los infiernos del personaje con todos sus matices, desde los fallos como padre a los errores como marido, pasando por su imposibilidad de escribir su libro. Nicholson era ya una estrella pero con este film pasó a convertirse en un icono de los años 80 que aún hoy perdura en la imaginación colectiva. La década para él fue un continuo motivo de narcisismo y egolatría con títulos irrelevantes ('LAS BRUJAS DE EASTWICK') que sólo explotaron su vena salvaje, salvo 'LA FUERZA DEL CARIÑO' que le valió su segundo Oscar, ésta vez como Actor Secundario. En los noventa su sólo nombre sería antepuesto al de la película en la que participase ('ALGUNOS HOMBRES BUENOS'). Y no sería hasta años más tarde cuando regalase interpretaciones sobrias y de grande entre los grandes como 'MEJOR...IMPOSIBLE' (tercer Oscar) O 'EL JURAMENTO'.


Duvall, actriz anodina donde las haya que no supo o no pudo aprovechar el tirón de este título. Es más, aún hoy se desconoce como pudo superar el casting y hacerse con el papel una actriz con tan pocos recursos, falta de emotividad y de matices planos que no convence ni a la cámara ni al espectador. El personaje se merecía otro enfoque y Duvall no lo traslada. Quizás Kubrick, dentro de su particular mundo, vio en ella rasgos que el resto de los mortales no supimos apreciar. Y si a ello le añadimos que el doblaje que se realizó para el 'EL RESPLANDOR' fue de lo más curioso, dejamos a Duvall por los suelos. Digo curioso por no calificar el doblaje como "cómico", pues fue contratado Carlos Saura como director del mismo y una joven Verónica Forqué puso la voz en la versión española a Duvall. Sin rencores hacía nadie, pero destroza el espíritu de la película. Mejor verla en versión original. Es la única gran pega que se le puede poner a esta película.


RESULTADO FINAL

En esta película se unieron varios factores. La genialidad de un maestro tras la cámara como Stanley Kubrick, la personalidad y buen hacer de un Jack Nicholson en estado de gracia y como último factor decisivo, un escritor de moda y taquillero como Stephen King que dio base al guión. Entonces ¿qué falló?.
La película no fue el taquillazo que se esperaba, y más aún si tenemos en cuenta que eran tiempos del resurgir de las películas de terror ('VIERNES 13', 'LA NOCHE DE HALLOWEEN') y además la crítica se cebo más de la cuenta dejando a EL RESPLANDOR por los suelos. Pero como en las mejores bodegas, los buenos vinos hay que dejarlos su tiempo y Kubrick era un bodeguero artístico, por lo que con el paso de los años la película ha ganado muchos enteros llegando a convertirse en un mito y un clásico del cine de terror casi, sólo casi, equiparable a 'EL EXORCISTA'.


VALORACIÓN: 9/10

OTRAS CRÍTICAS "EL RESPLANDOR":



3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti por leernos. Esos Plas, plas los cogemos con mucho gusto, siempre son bien recibidos los aplausos...no tenemos modestia.

      Eliminar
  2. Una gran película con unas frases, unos encuadres, unos fotogramas inolvidables. REalmente Kubrick era muy meticulosos y estudiaba cada plano. Esta película puede resultar agobiante pero creo que es la sensación que Kubrick quería transmitir, la sensación que sienten los protagonistas. Bastante diferente a la novela, pero la otra adaptación que hicieron en el 97 más fiel al libro fue patética, un guión malo y los actores no supieron transmitir lo mismo que los originales.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.