COMIC & CINE (I): FRANK MILLER, UNA RELACIÓN TEMPESTUOSA [ESPECIALES]


Comenzamos esta nueva serie de Especiales dedicados a la singular relación que hay desde siempre entre cómics y cine, y más concretamente lo enfocamos hacia una serie de creadores de cómics que han aportado, de manera directa o indirecta, su preciado granito de arena a la industria cinematográfica. Esta primera entrega tiene como protagonista a uno de los mejores guionistas de comics de los últimos 30 años, Frank Miller. Adorado en el mundo del cómic hasta la extenuación por muchos, denostado por otros por sus incursiones en el cine pero siempre en el punto de mira de todos. Con motivo de un año, el 2014, cargado con novedades que llevan su inconfundible sello ('300: origen de un imperio' y 'Sin City 2: una dama por la que matar') iniciamos esta entrega repasando su peculiar "via crucis" en el mundo del cine. Se aceptan encendidos comentarios...





De su obra en cómic no podemos desdeñar ninguna, siempre ha mantenido una excelente conexión con el público y sus guiones han dado insuperables trabajos (como su 'Elektra Assasin', 'The Dark Knight Returns', 'Hard Boiled' o la saga 'Batman: Año Uno') pero otra cosa ha sido su relación, digamos de forma suave, de altibajos con el cine. Su primera incursión fue en 1990 y a lo largo de 25 años nos ha ido dando pequeñas perlas tanto a la hora de escribir para la pantalla, como sus incursiones en tareas de director o de actor.

INICIOS: (1990-2000)


  • En 1990 tuvo su oportunidad de lucir su estilo y su imaginario personal con un icono de los 80, 'Robocop 2' (Irvin Keshner). El policía cyborg reunía condiciones para el modo de tratar la violencia de Miller. Fue una lástima que no tuviera el vigor de Paul Verhoeven tras la cámara, ni que los productores coartasen su guión previo (mucho más visceral y directo), por lo que el resultado final fue una decepcionante secuela.En 1993 lo volvería a intentar con 'Robocop 3', con un guión para la pantalla junto al director, Fred Dekker, pero el acabado fue aún más desastroso que la anterior. El mito de Robocop estaba ya metido en un ataúd. Trabajaría en esos años con ejemplos cinematográficos como Batman en la serie de TV 'The new Batman adventures' (1997) o el guión para el video juego 'Terminator vs Robocop' (1993). En 1999 sería llevada también a la TV en formato serie de animación su obra 'Big guay and Rusty Robot' un remedo de 'Astro Boy' pero con el sello de Miller.
EL GRAN SALTO: (2001-2010)


  • Aunque 'Daredevil' (Mark Steve Johnson) en 2003 nada tiene que ver con Miller en cuanto a lo propiamente estricto de trabajo, su relación con el personaje y el modo en que se trata en el film recuerda a su obra en cómic (aparte de hacer un cameo). La película es infumable y toda la culpa la tiene el pétreo Ben Affleck. Es lógico, que años más tarde, en 2006 cuando se llevó a cabo 'Elektra' (Rob Bowman), Frank Miller sí que participase en el guión, aunque no de forma pública y su nombre apareciera en los títulos de crédito pues la película tomaba referencias directas de su novela gráfica dedicada a la asesina, pero visto el resultado final se intuye el porqué no querer aparecer en los créditos. Pero sin duda su gran año fue 2005. 'Sin City', publicada en 1991, fue una traslación literal de las viñetas a la pantalla grande. De la mano de Robert Rodríguez y con ayuda de Q. Tarantino en varias secuencias, Frank Miller escribió para el cine esta adaptación. Es obvio que su compromiso y satisfacción con el proyecto fue tal, que se atrevió a dirigir alguna escena y aparecer en un cameo (hace de sacerdote). ¿Su mejor adaptación? En este género, novela negra, sí, al menos hasta que se realice la adaptación de otra estupenda obra suya, 'Hard Boiled' (1990). Entre estos años realizó los guiones para dos cortos relacionados con 'Sin City'. 'Rats: A Sin City Yarn' (2004) y 'Sin City: The Hard Goodbye' (2012) 




  • Llegó otro fenómeno de la mano de Zach Snyder, '300', impecable factura, aunque Miller no partipase en la elaboración de guión para la pantalla. Fue una literal muestra de llevar un cómic a la patalla, auténticas viñetas que supieron captar el espíritu de la novela gráfica (1998). Aún más popular y taquillera que 'Sin City', tuvo el respaldo de Miller en cuanto a su acabado pero con reservas, cosas de genios.

  • En 2008 se decidió por fin a llevar las riendas absolutas de un film. 'The Spirit' fue su gran proyecto personal. Dirigió y escribió la adaptación del popular personaje creado en 1940 por Will Eisner. Más cerca del estilo visual de 'Sin City' que de cualquier otra obra. Fue un batacazo monumental, 60 mills. de presupuesto que no llegaron a recaudar ni 40. Un desangelado retrato de un personaje y una estética que no acabó de agradar a nadie.

PRESENTE Y FUTURO (2010-???)

  • Este 2014 tiene como arranque una precuela-secuela, '300: origen de un imperio', basada en 'Xerxes', novela gráfica de Dark Horse que lleva desde 2011 con dos números acabados pero que ha servido como base para preparar y lanzar el guión de esta  segunda parte. Gracias a la taquilla conseguida por el primer film, Noam Murro dirige un guión escrito por el propio Snyder y Kurt Johnstand ('300'). Miller avala el proyecto y le dará buen empuje para el verdadero proyecto personal de este año.









  • 'Sin City: una dama por la que matar' (2014) será la piedra angular de Frank Miller, su reválida como cineasta. Con su propio guión basado en los 6 volúmenes  ('A dame to kill for', 1993-1994) y dirigiendo mano a mano otra vez con Robert Rodríguez, esta secuela, continuación o prolongación del universo 'Sin City' se nos antoja como la verdadera prueba de fuego para un genio de las historias pero con desigual fortuna en el cine.










MILLER ACTOR:

No se ha prodigado mucho y a decir verdad son más que meros testimonios de su agrado por el personaje que trata el film, su conexión con la temática o la implicación hacia la obra. Hasta ahora cuatro apariciones que nos consten:
  • 'Daredevil' (2003): aparece fugazmente como un hombre que muere de un dardo clavado en la cabeza.

  • 'Robocop 2' (1990): como el químico que elabora droga para Caín.

  • 'Sin City' (2005): como el sacerdote que confiesa.

  • 'The Spirit' (2008): como el personaje Leibowitz.


Miller, genio y figura. Tal vez el cine no ha sabido entender su obra, o quizás sea él quién no se hace entender. Sus altibajos en el Séptimo Arte se compensan con su riqueza de textos en las viñetas. ¿Llegaremos a disfrutar tanto de Miller en el cine como lo hacemos en los cómics?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.