EL McGUFFIN ¿QUÉ DIABLOS ES ESO? [Cine Para Novatos]

McGuffin. Extraña palabra con un extraño origen. No confundir con esas magdalenas que andan por ahí o con algún clan escocés (aunque algo tiene que ver su origen con ello). Vaya por delante que es uno de los elementos narrativos más originales y utilizados tanto por grandes directores como por guionistas. En este artículo descubriréis su peculiar nacimiento, a su creador y multitud de títulos que tienen como denominador común a este particular método de narrar una historia en la gran pantalla. McGuffin (a partir de ahora Mc para los amigos) tiene su definición en la siguiente acepción: " elemento de suspense que hace que los personajes avancen en la trama, pero que no tiene mayor relevancia en la trama en sí."





De acuerdo, pero ¿quién creó este término y su método de uso? Un grande, como no podía ser de otra manera. El gran Alfred Hitchcock, el mayor manipulador de masas de público del cine, definió mejor aún este concepto:   «En historias de rufianes siempre es un collar y en historias de espías siempre son los documentos». Es decir, la excusa que mueve a los personajes por la trama. Al público no le importa el porqué sino el cómo eran las peripecias de los personajes para obtener (o no) la resolución a esa excusa. Antes que contar una historia, Hitchcock prefería hacer vibrar al espectador mediante la tensión, el miedo o cualquier reacción que el Mc pudiera darle.

Quién mejor descifró los secretos y enigmas que rodeaban la forma de rodar del maestro "Hitch" fue otro gran director (antes crítico), Francois Truffaut. Éste, en prolongadas entrevistas consiguió rescatar unas palabras del maestro para definir el elemento McGuffin: 

"La palabra procede del music-hall. Van dos hombres en un tren y uno de ellos le dice al otro “¿Qué es ese paquete que hay en el maletero que tiene sobre su cabeza?”. El otro contesta: “Ah, eso es un McGuffin”. El primero insiste: “¿Qué es un McGuffin?”, y su compañero de viaje le responde: “Un MacGuffin es un aparato para cazar leones en Escocia”. “Pero si en Escocia no hay leones”, le espeta el primer hombre. “Entonces eso de ahí no es un MacGuffin”, le responde el otro."


Todo un quebradero de cabeza para eludir tanto la pregunta como el significado real de la palabra. Lo que realmente importa es que dicho McGuffin nunca aparezca en pantalla. Trasladado al cine, el concepto era el mismo. Hitchcock incluyó este elemento narrativo en bastantes films, como por ejemplo:
  • '39 escalones' (1939): donde el protagonista debe hacer valer su inocencia cuando es acusado de espía y de la muerte de un hombre que antes de morir dice: "39 escalones".
  • 'La ventana indiscreta' (1954): donde un presunto asesinato (que nunca vemos) hace crear al protagonista toda una trama de sus vecinos.
  • 'Falso culpable' (1957): los protagonistas vuelven a ser culpados sin pruebas de un crimen.
  • 'El hombre que sabía demasiado' (1953): el secuestro del hijo del protagonista mueve toda la acción.
  • 'Sospecha' (1942): una esposa recela (sin esclarecer bien los motivos) de las acciones de su marido al que cree que está tratando de asesinarla.
  • 'Con la muerte en los talones' (1959): la confusión con un espía a un agente publicitario y su errónea identidad pero sobre todo el personaje de James Mason que persigue unos documentos secretos que nuca sabemos de qué tratan. Crítica CineDePatio
  • 'Psicosis' (1960): donde el robo de un dinero (supuesto argumento central) es olvidado al aparecer el personaje de Norman Bates.
Es lógico que un maestro artesano de las emociones como era Alfred Hitchcock tuviera legión de seguidores en forma de rodar y de interpretar el cine. De los alumnos más aventajados (ya sea por copiarle, homenajearle o conseguir su estilo narrativo) destaca Brian De Palma. Un sobre valorado director que cimenta su primer cine en descaradas imitaciones de las películas de Hitchcock: 'Doble cuerpo' (1984), 'Vestida para matar' (1980) o 'Fascinación' (1976) son los mejores ejemplos. Aunque aquí el concepto McGuffin se trata de explicar siempre al final de cada film.


Pero hay otros ejemplos de Mc en el cine actual. Repasemos algunos títulos que sin duda todos (o la gran mayoría) hemos visto.
  • 'El Mago de Oz' (1939): todos los protagonistas buscan, por separado, volver al hogar, poseer valor, tener un corazón, o bien un cerebro. Sin embargo en las escenas finales a cada uno se le entrega un artilugio que representa ingenuamente lo que desean, por lo que se entiende que ya lo poseían. En cuanto a la protagonista que desea volver al hogar, lo hace con un simple golpe de talones.
  • 'Argo' (2012): el rodaje (que nunca se hace) de una ficticia película sirve para planear una fuga de Irán.
  • 'La historia interminable' (1984): la Nada está presente en todo momento en el film, nunca se llega a ver (por eso es nada) o explicar del todo.
  • 'Rock'n'rolla' (2008): el robo de un cuadro que pasa por las manos de casi todos los protagonistas nunca se llega a ver ni a saber qué cuadro era.

  • 'Crank' (2006): en la primera parte es envenenado y en la segunda le roban el corazón, ambas excusas sirven para llevar al protagonista a situaciones extremas cuando no absurdas.




  • 'Misión Imposible 3' (2006): la famosa "pata de conejo" que persiguen los protas es el hilo conductor del film. Nunca sabemos qué diablos es la dichosa "pata de conejo".

  • 'El incidente' (2006): nunca sabremos de verdad que leches produjo la cantidad de suicidios en el film, pero todos corren al advertir su presencia.
  • 'Ciudadano Kane' (1941): para explicar la vida del personaje central, los demás protagonistas intentan esclarecer qué significa Rosebud (el McGuffin del film) pero es el espectador quien debe decidir el significado de esta palabra.
  • 'Ronin' (1998): un maletín debe ser robado por unos mercenarios. Nunca sabemos lo que hay dentro de ese maletín.
  • 'La carretera' (2006): un padre y un hijo deben sobrevivir a un apocalipsis mundial, pero nunca se explica qué causó esa debacle. 

  • 'Pulp Fiction' (1994): otro maletín del que sólo vemos fugazmente su dorado fulgor. ¿Qué habrá? ¿Oro, droga, el alma de Marcelus Wallace? No importa, lo que importa es cómo lo recuperan y todo lo que rodea a los personajes.

  • 'Casablanca' (1942): unos salvoconductos para huir de los nazis es la excusa para crear una de las mayores y más míticas películas de todos los tiempos.
  • 'Origen' (2008): la máquina con la que introducen la idea en los sueños de las personas nunca es definida, explicada o cómo diantres funciona.


  • 'El halcón maltés' (1940): la búsqueda de una figura (el halcón del título) sirve para que criminales y detectives se líen en una trama enrevesada que podrían haber vivido con cualquier otra joya. Es tal el valor de la figura que al final pasa por manos de todos y nadie la quiere. ¿Por qué será...?






  • 'La guerra de las galaxias' (1977): la obtención de unos planos secretos de la Estrella de la Muerte mueve a todos los personajes en esta fascinante muestra de cine de aventura. Qué no importan los planos si está Darth Vader ¡¡¡
  • 'Reservoir dogs' (1992): unos diamantes hacen sacar lo peor de cada uno a un grupo de ladrones. Sangre, tiros y mucho Tarantino para al final nunca ver los preciosos diamantes. Toda una excusa.

  • 'El gran Lebowski' (1998): un secuestro que nunca se cometió nos da la excusa perfecta para ver las peripecias más frikis de un detective aún más friki.

  • 'Los caballeros de la Mesa Redonda y sus locos seguidores' (1975): los Monty Python tratando de hallar el Santo Grial...pero nada, que no aparece en toda la película.
  • 'No es país para viejos' (2007): otro maletín ( y van...) ésta vez lleno de dinero (¿no?). Ni el sheriff sabe qué narices está buscando, pero nos sirve para conocer a un despiadado asesino con estilo propio.

Espero que a grandes rasgos haya quedado claro lo que es el McGuffin. Siempre podéis estar en contra de lo dicho o aportar más títulos (que los hay a patadas). Así que ya sabéis, si vais a escribir y rodar una película, no importa de qué vaya. Siempre y cuando tengáis una excusa que haga a los personajes no parar en todo el film. Da igual que sea descabellada, como habéis comprobado en la lista de arriba, hasta los más grandes han confiado en utilizar este recurso. Buen Cine¡¡¡¡

1 comentario:

  1. Muy buenas, justo estaba escribiendo la mini crítica de "Con la muerte en los talones" y buscaba una web donde explicarán que es el mcguffin y lo haces de forma espléndida. Pero veo que justo en esta película dices que es la confusión de un agente publicitario por un espía, pero debo diferir en eso. Como dijo Hitchcock en su momento el mcguffin en películas de ladrones es el botín y en películas de espías los documentos, y en este caso concreto sería la importación/exportación de secretos de estado a la que se dedica el villano interpretado por James Mason, no se sabe cuales, y en concreto la figurita que consiguen en la subasta y que contiene un microfilm con información desconocida. La explicación que dan aquí es la que más me convence: http://hitchcock.comuf.com/el_macguffin.htm
    Sea como sea, si me lo permites, en la palabra mcguffin que usaré en mi crítica pondré el enlace a este artículo ;) ¡Un saludo enorme compañero!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.